07 febrero 2017

Jornada técnica sobre incendios en la interfaz urbanoforestal

El próximo 7 de marzo se celebrará una jornada técnica sobre incendios en la interfaz urbanoforestal en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid.

El programa de la jornada es el siguiente:




Vía: APIA

28 diciembre 2016

Crece el intercambio genético entre los dos núcleos del oso pardo en la cordillera cantábrica



Los dos núcleos de población del oso pardo que subsisten en la cordillera Cantábrica –el de la zona occidental, entre Asturias y León, y el de la zona oriental, entre Palencia, Cantabria y León– están incrementando cada vez más su conexión.

Cada vez hay un mayor intercambio genético de estos núcleos, lo que coincide con un aumento de las osas reproductoras en el área oriental. Las dos poblaciones cantábricas del oso pardo “están más conectadas en la actualidad que en cualquier momento de los últimos 100 años”, concluye un informe de la Fundación Oso Pardo que publica la revista Quercus.

La población del oso pardo en la cordillera Cantábrica se estima en unos 250 ejemplares, de los cuales algo más de 200 se mueven en el sector occidental, y el resto (unos 40), en el área oriental. En 2009, los expertos alertaron sobre el peligro de extinción que se cernía sobre el núcleo oriental, dado el escaso número de osas con cría; en 2013, se dio por finalizado el estancamiento de esta población, y ahora los datos de los últimos tres años invitan al optimismo.

“Hay un aumento de las hembras con cría en la zona oriental, según muestran los censos que realizamos desde 1989. Nunca antes habíamos tenido tantas osas con cría”, dice Guillermo Palomero, presidente de la Fundación Oso Pardo.

A finales del siglo, los censos en la zona oriental detectaban una media anual de 1,2 hembras con cría, cifra que ha ido aumentando, de forma que se han detectado seis hembras con cría en el 2014 y otras seis en el 2015 mientras que “este año llevamos cinco”, dice Palomero. Dado que las hembras suelen criar cada dos años, se estima que hay al menos doce osas reproductoras en el sector oriental. “Es una cifra modesta, pero nos llena de satisfacción a quienes hace menos de 20 años veíamos a esta población a punto de extinguirse”, dicen los autores del estudio (Fernando Ballesteros y Juan Carlos Blanco y el propio Palomero).

En paralelo, los estudios genéticos han mostrado que cada vez hay una mayor hibridación entre los dos núcleos de osos, aunque siguen separados por las infraestructuras que unen la Meseta con Asturias (la A-66 de León a Oviedo o el AVE, entre otras). “En sólo unos pocos años, se ha pasado de una subpoblación oriental casi aislada a otra en la que la mayoría de los individuos presentan ya la huella genética de ancestros occidentales”, añaden. Mayor variabilidad genética significa mayor capacidad de adaptación, menor vulnerabilidad a las enfermedades y una mayor velocidad de recuperación de la especie.

Sin embargo, el intercambio genético se produce sobre todo gracias a los ejemplares jóvenes que se dispersan, recorren el territorio y cruzan hasta el sector oriental, mientras que las hembras rara vez se mueven. En el sector oriental, estas se han expandido, pero ampliando su distribución alrededor del núcleo original que sobrevivió en los montes palentinos de La Pernía y Cervera del Pisuerga.

Los expertos dicen que no se podrá hablar de una verdadera unión de ambos núcleos hasta que el corredor que los separa esté poblado por hembras reproductoras, por lo que Palomero destaca que hay que garantizar la conexión biológica entre ambas zonas (pasos subterráneos, completar plantaciones de bosquetes...). Otra tarea es combatir la mortalidad del oso que causan los venenos (usados en el sector oriental para matar al lobo) o los lazos y las trampas puestos para cazar jabalíes. “En la zona oriental, los enclaves naturales de la Red Natura 200 no tienen planes de gestión en León, Palencia y Cantabria”, agrega Palomero.



19 diciembre 2016

La producción mundial de madera crece impulsada por la construcción y las energías verdes


La producción mundial del conjunto de los principales productos madereros creció por sexto año consecutivo en 2015, aunque el valor de los intercambios comerciales disminuyó ligeramente, según los nuevos datos publicados hoy por la FAO. El aumento estuvo impulsado sobre todo por el ininterrumpido crecimiento económico en Asia, la recuperación del mercado inmobiliario en América del Norte y el incremento del uso de la bioenergía.

En 2015, el crecimiento del volumen de producción de productos madereros osciló entre el uno y el ocho por ciento, según los datos de la FAO presentados hoy.

Al mismo tiempo, el valor del comercio mundial en productos primarios de madera y papel se redujo ligeramente, pasando de 267 000 millones de dólares EEUU en 2014 a 236000 millones en 2015, debido a los menores precios de los productos madereros. La producción forestal se ha desarrollado más en Asia-Pacífico y América del Norte debido al crecimiento del mercado inmobiliario.

La demanda de bioenergía impulsa la producción de pellets

La demanda cada vez mayor de bioenergía, impulsada por los objetivos y políticas de energías renovables en Europa, ha llevado a un auge en la producción de pellets de madera, que se ha multiplicado por diez en la última década.

En 2015, la producción mundial de pellets ascendió a 28 millones de toneladas. Esto representa un aumento del 8 por ciento respecto al nivel del año anterior -26 millones de toneladas-, y un incremento del 42 por ciento en relación a los 20 millones de toneladas producidos en 2012.

Los países bálticos (Estonia, Letonia y Lituania), que produjeron y exportaron 3 millones de toneladas de pellets en 2015, superaron a Alemania y Canadá y juntos se consolidaron como el segundo mayor productor y exportador de pellets después de Estados Unidos. En 2015 los países bálticos sumaban el 11 por ciento de la producción y el 17 por ciento de las exportaciones a nivel mundial. Canadá es ahora el tercer mayor exportador de pellets y el cuarto mayor productor después de Alemania.

El mercado mundial de pellets estuvo dominados por Europa y América del Norte, teniendo Estados Unidos y Canadá más de un tercio de la producción global, mientras que el Reino Unido, Dinamarca e Italia sumaban alrededor del 80 por ciento de las importaciones de pellets en el mundo.

Fuerte crecimiento en los tableros OSB

Por primera vez, la FAO ha incluido en su base de datos estadísticos cifras mundiales sobre los OSB (siglas en inglés de oriented strand board, tablero de virutas largas orientadas), que reflejan un crecimiento del 7% en la producción y el comercio en el año 2015 con respecto al año anterior. La mayor subida desde los niveles anteriores a la recesión de 2007 estuvo motivada por la recuperación del mercado de la vivienda y la ampliación de las estrategias de ‘bioeconomía’, incluido un cambio hacia materiales de construcción ecológicos más sostenibles. Este crecimiento es el doble de rápido que el sector de los tableros tradicionales de madera y de la madera aserrada.

El OSB es un tipo de tablero de madera habitualmente utilizado en la construcción. Es un producto relativamente nuevo excepto en América del Norte, donde la producción despegó en la década de 1990 y está ahora creciendo rápidamente en Europa (incluida la Federación de Rusia), al tiempo que se prepara para conquistar los mercados asiáticos, en particular China y Malasia.

 "Nuestra información señala una evolución positiva en la producción global de productos madereros y un rápido crecimiento en la producción y comercio de productos relativamente nuevos, como los tableros de madera OSB y los pellets, lo que indica que la industria forestal se está adaptando a los cambios y tiene un enorme potencial para jugar un papel clave en las bioeconomías emergentes. El mayor uso de materiales de construcción modernos y de la oferta energética procedentes de la madera puede contribuir a reducir las emisiones netas de dióxido de carbono", aseguró Mats Nordberg, Oficial Forestal Superior de la FAO.

"La base de datos de la FAO sobre la producción maderera constituye una herramienta fundamental para medir los progresos hacia los objetivos del Acuerdo de París sobre el cambio climático y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, ya que puede ayudar a los países a alcanzar la gestión forestal sostenible y a incrementar el potencial de mitigación de las gases de efecto invernadero procedentes del sector forestal", añadió.

La prensa digital reduce la demanda de papel

La producción de papel gráfico -para la industria editorial y para escribir- cayó un 1,9 por ciento (3 millones de toneladas) en un año, alcanzando su nivel más bajo desde 1999. Esta disminución refleja un cambio global generalizado hacia los medios digitales y la tecnología móvil. En particular en América del Norte y Europa, que ya habían mostrado una disminución gradual en la producción y la demanda en años anteriores, pero ahora otras partes del mundo manifiestan la misma tendencia.

El papel recuperado representa más de la mitad (55 por ciento o 225 millones de toneladas) de toda la fibra usada para la producción de papel. Esto supone un aumento del cuatro por ciento desde 2013, del 57 por ciento desde 2000, y un incremento de 345 por ciento en comparación con 1980.

El comercio de pasta de papel y de papel recuperado aumentó un 3 por ciento en 2015, debido también a la reciente entrada en producción de nuevas fábricas de pasta orientadas a la exportación en Brasil y Uruguay.

Más de un siglo de datos

El Anuario de la FAO se publica de forma anual desde 1947. Las estadísticas de productos madereros desde 1961 están ahora también disponibles en un nuevo formato más fácil de usar en la base de datos FAOSTAT. Además, por vez primera, los datos sobre la producción y el comercio de madera en Europa y América del Norte, que comienzan en 1913, también están disponibles en línea.

Las estadísticas de productos forestales de la FAO ofrecen cifras sobre la producción y el comercio de productos forestales, abarcando 55 categorías y 21 grupos de productos y 245 países y territorios.

Fuente: FAO

13 octubre 2016

En España se ha quemado un 33% menos que la media de los últimos 10 años

A fecha de 30 de septiembre la superficie quemada en España está por debajo de la media de los últimos 10 años.
Habiéndose quemado 60.098,76 ha, mientras que la media de la década está en 89.310,64 ha, representando un 33% menos.

El año pasado se quemaron un total de 74.833,09 hectáreas, de las cuales 25.738,26 ha fueron arboladas; en el presente año se han quemado un total de 23.240,60 ha, un 10% menos.



Evolución de la superficie quemada en los últimos 10 años




Incendios en España a septiembre de 2016



Si nos fijamos por regiones, la zona Noroeste es dónde más incendios se producen y dónde más superficie se ve afectada



La zona Noroeste comprende las Comunidades Autónomas de Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco y las provincias de León y Zamora  



Fuente de los datos: MAGRAMA

15 septiembre 2016

Indonesia contará con la primera certificación para que su madera legal llegue a Europa

15 de septiembre de 2016, Roma – La FAO aplaudió hoy el acuerdo alcanzado entre Indonesia y la Unión Europea (UE) para emitir la primera licencia para madera en el mundo basada en el Programa para la Aplicación de Leyes, Gobernanza y Comercio Forestales (FLEGT, por sus siglas en inglés) como un logro importante en la lucha contra la tala ilegal.

A partir del próximo 15 de noviembre, la licencia FLEGT puede acompañar a las exportaciones de madera de Indonesia a los estados miembros de la UE para certificar que la madera se ha recolectado, transportado, procesado y comercializado conforme a la legislación indonesia.

“Indonesia ha dado pasos importantes para fortalecer la gobernanza de los bosques, combatir la tala ilegal, modernizar su sector forestal, y mejorar sus prácticas empresariales”, señaló Robert Simpson, del Programa FAO-FLEGT, que apoya a los países productores de madera tropical que participan en esta iniciativa.  .

“Además de ayudar a limitar el daño ambiental causado por la tala ilegal, garantizar la legalidad de la madera abre la puerta a promover los medios de vida sostenibles de las comunidades forestales e incrementa el acceso a los mercados internacionales de la madera”, añadió Simpson.

Indonesia suministra un tercio de las importaciones de madera tropical –en relación al valor- a la UE, uno de los mayores consumidores mundiales de productos madereros. Desde 2013, el Reglamento de Madera de la UE prohíbe a las empresas europeas comercializar madera y productos madereros ilegales en la UE.

La madera con la licencia FLEGT cumple automáticamente con los requisitos del mencionado Reglamento , creando un “canal verde” para la entrada de la madera indonesia en la UE.

A nivel mundial, el PNUMA y la Interpol estiman que los delitos forestales alcanzan un volumen de entre 30 000 a 100 000 millones de dólares EEUU anuales, lo que supone del 10 al 30 por ciento del comercio mundial de madera.

“La tala ilegal y el comercio que lleva asociado socavan los esfuerzos de los países para gestionar los bosques de forma sostenible, conduciendo a su degradación y contribuyendo al cambio climático y la pérdida de biodiversidad”, aseguró Simpson, añadiendo que con ello también “las naciones en desarrollo se ven desprovistas de ingresos y pueden alimentarse los ciclos de corrupción, pobreza y conflictos”.

La FAO y el Plan de Acción UE-FLEGT

El sistema de licencias es parte del Plan de Acción UE-FLEGT, aprobado en 2003 para promover medidas concretas para detener el comercio ilegal de madera y contribuir a la gestión sostenible de los bosques, ahora uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.

La FAO trabaja con la UE, sus Estados miembros y otros socios internacionales y locales para ayudar a los países productores de maderas tropicales a alcanzar acuerdos comerciales jurídicamente vinculantes con la UE. Estos acuerdos, conocidos como Acuerdos de Asociación Voluntaria (AAV), establecen mecanismos para demostrar la legalidad de la madera producida en el país.

Los gobiernos negocian con la UE en estrecha consulta con la sociedad civil, las poblaciones indígenas y el sector privado.

La piedra angular de los AAV es un sistema de garantía de la legalidad de la madera que define la madera legal y cómo debe ser verificada. Cuando ya es plenamente operativa, la certificación FLEGT permite comenzar las exportaciones de madera a Europa. El sistema es auditado de forma regular para garantizar su credibilidad.

En Indonesia, la FAO sigue apoyando el proceso aportando ayuda financiera y técnica a proyectos que fortalecen el desarrollo y la implementación del sistema de garantía de legalidad de la madera nacional. Esto incluye el apoyo a la certificación de los bosques comunitarios en Kalimantan Oriental, y la promoción de la certificación en grupo para los fabricantes de muebles en Java y Bali.

La FAO colabora también en los esfuerzos para empoderar una red de monitoreo forestal independiente para prevenir la corrupción en el sector forestal: la mayor amenaza para la integridad de los AAV.

Otros países se unen a la iniciativa

Además de Indonesia, otros cinco países -Camerún, la República Centroafricana, Ghana, Liberia y la República del Congo- han firmado acuerdos de asociación voluntaria con la UE y están trabajando para la concesión de licencias FLEGT.

Otros nueve países -Costa de Marfil, la República Democrática del Congo, Gabón, Guyana, Honduras, Laos, Malasia, Tailandia y Viet Nam- están negociando acuerdos.
Juntos, estos 15 países representan el 24% de los bosques tropicales del mundo y suministran hasta el 75% de las importaciones de maderas tropicales de la UE.
Hasta la fecha, el Programa FLEGT de la FAO ha apoyado más de 200 proyectos en 40 países de África, América Latina, el Caribe y Asia para mejorar la gobernanza forestal y promover el comercio de madera legal.

A principios de este año se puso en marcha una nueva fase del programa, por valor de 30 millones de dólares EEUU, patrocinada por la UE, el Reino Unido y Suecia.